El gen Argentino: Resiliencia en el deporte

En los últimos 10 años el término  “resiliencia” se ha incorporado al habla de los argentinos aplicado a diferentes ámbitos: económico, social, político… En lo deportivo es uno de los aspectos a trabajar en el entrenamiento emocional.

Ahora bien, en términos teóricos la resiliencia es la  capacidad que  un deportista desarrolla para superar de forma inmediata el dolor de la derrota o cualquier dolor que produzca la competencia.

El deseo de salir campeón, ganar una copa o una medalla, supone andar un camino lleno de dificultades donde no basta poseer cualidades físicas, técnicas y tácticas, además de lo anterior se requiere del desarrollo de estrategias psicológicas que  aporten la capacidad de resistir el estrés que resulta de la percepción de la amenaza de no alcanzar lo deseado, del conflicto y el fracaso que tienen lugar en las condiciones de competencia, por eso por eso el primer aspecto que el deporte enseña es el de levantarse cada vez que se cae, sea física o psicológicamente, aprender de los desaciertos y las derrotas, recuperarse de las lesiones y así reforzarse a nivel mental y emocional para estar en un continuo y permanente acto de resiliencia, como habilidad para mantener relativamente estables los niveles de funcionamiento y competencia de la salud física y psicológica.

Entre los modelos teóricos que explican esta capacidad se destacan:
•     el modelo de Flecher y Sarkar basado en la evaluación positiva y metacognición hacia los estresores, donde los atletas ven situaciones estresantes como oportunidad de crecimiento, desarrollo y domino, para motivarse y no sentirse amenazados
•     el  modelo de Gally y Vealey, donde el proceso de resiliencia para los atletas es percibir que han conseguido resultados positivos consecuencia de haber hecho frente a la adversidad.

¿Cómo un Psicólogo deportivo puede trabajar la resiliencia?

En mi trabajo con deportistas, ya sea amateurs, profesionales, alto rendimiento o de iniciación considero indispensable el trabajo sobre cuatro pilares:
YO TENGO: ¿Qué apoyos me brindan el soporte para realizar esta actividad? Familia, amigos, grupos de referencia.
YO SOY: desarrollo del autoconocimiento y evaluación objetiva de fortalezas y debilidades, distractores, factores estresantes.
YO ESTOY: Pilar fundamental que le impone al deportista el desafío de permanecer en el presente. Esfuerzo cognitivo y emocional importante ya que los errores o logros pasados suelen atravesar a los deportistas en momentos de máxima exigencia.
YO PUEDO: Desarrollo de la capacidad de hacer y tomar decisiones.

El trabajo sobre estos cuatro pilares, lleva al desarrollo de habilidades que se coordinan entre sí para lograr un mayor rendimiento deportivo: autoconfianza, concentración y motivación se potencian de modo de brindarle al deportista mayores herramientas para afrontar competencias y exigencias deportivas.

Implicancias de la resiliencia

La resiliencia entendida como flexibilidad y adaptabilidad, tiene sus orígenes en la metalurgia respecto a la resistencia y flexibilidad de los metales para resistir los golpes, el calor, la corrosión ante cambios extremos; de la misma forma las personas resilientes resisten y se adaptan a los reveses o impactos fuertes de la vida, estos aspectos son también cualidades de las personas que se enfrentan a la angustia, se ajustan y orientan ante la nueva realidad, con capacidad de respuesta mental y no solo de reacción, lo que les permite crecer en confianza y fortaleza emocional, incluso más que antes de la adversidad. ¿Acaso no es esta una definición del “ser” argentino?
Magister Sandra Pinto

Aquí viene una serie de artículos que te pueden interesar: